Las malteadas de Manolo

Cuando una imagen vale más que mil palabras… aquí hay tres:

Y como estoy segura que ya entienden hacia dónde me dirijo: quiero aprovechar este post para no hablar ni de sus diseños ni de sus zapatos. Quedémonos sólo con el hombre que construyó uno de los accesorios favoritos de las mujeres ¿acaso no saben ya que la serie de Sexo en la Ciudad le sirvió de catapulta al estrellato? Bueno pues entonces hablemos en esta ocasión de un pequeño episodio en la vida de Manolo Blahnik.

Recientemente lo vi en un programa estadounidense, el de Martha Stewart. Me llamó la atención que él estuviera ahí. No es ningún prejuicio ni mucho menos, es simplemente que siempre había pensado en Manolo Blahnik como el artista que brilla por sus creaciones, no tanto por la celebridad que representa.

En fin, este capítulo fue muy particular. Hizo una breve presentación de sus zapatos (como si eso fuera necesario) y platicó de su afortunada carrera. Mostró algunos de sus dibujos originales, y tuvo el detallazo de dibujarle un manolo dorado a Martha. Todo esto con el encanto que una persona de su calibre no suele tener y que justamente lo convierte en un gran artista. He leído mucho sobre él y sé que es conocido por ser una persona muy centrada, muy responsable para con sus trabajadores, que la crisis le preocupa y que en una situación como ésta no logra entender cómo las mujeres seguimos pensando en cambiar de zapatos cada vez que cambia la temporada. Pero bueno, de regreso al tema.

Después de su despliegue de habilidades, Martha le debía algo a cambio y estoy segura que además de ser original, el presente le hizo muy feliz.

La cosa es que Manolo amaaaaa el chocolate y él así mismo lo expresa. Y como además resulta ser un apasionado de las tradiciones y de las culturas ¿existe algo que identifique más a Estados Unidos en la cocina que sus decadentes malteadas?

Pues bien, ¡a ponerse el delantal se dijo! Y ni más ni menos que a preparar dos recetas se dispusieron. Ambas eran malteadas, una de chocolate y la otra de caramelo. A mi se me ocurrió que si bien no tengo unos manolos que ponerme, por lo menos podré saborear las aclamadas malteadas Blahnik. Y tal como lo dije al principio, no creo que exista una descripción que esté a la altura de esta imagen:

Si se les antoja probar alguna, en el sitio oficial del programa las pueden encontrar, así como los videos principales. No hay que esperar para poder recrear los dulces sueños de Manolo.

Anuncios

2 Respuestas a “Las malteadas de Manolo

  1. Me parece una idea EXCELENTE.
    La conjunción de moda y gastronomía es insólita y fascinante.
    ¡Sinestesia pura!
    De qué color es el olor del dulce antojo de la moda….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s